Cómo reciclar el vidrio y el cristal y no equivocarnos

el vidrio y el cristalAunque parezcan el mismo material no lo es, y es que el cristal y el vidrio son elementos distintos y que debemos poder discernir y diferenciar para poder separarlos adecuadamente a la hora de reciclar. Ambos no pueden ir al contenedor verde, así que te contamos algunas claves para poder diferenciar el vidrio del cristal.

Diferencias entre el vidrio y el cristal

Cuando se nos rompe una botella en casa nos podemos preguntar que a qué contenedor tendrá que ir y la respuesta no tiene porqué ser fácil. ¿Contenedor verde o contenedor naranja?

La composición de ambos materiales es distinta y no se pueden reciclar y fundir en los mismos hornos debido a que necesitan una temperatura diferente totalmente. Aunque el término de cristal se confunda comúnmente con el vidrio, debemos saber que este último es un tipo de material cerámico inorgánico, con una consistencia frágil, dura y transparente y está compuesta de carbonato de socio, sílice y caliza.

En cambio, el cristal contiene óxido de plomo, un elemento que otorga algunas características más peculiares tales como el brillo característico y el sonido.

¿Qué va al contenedor-iglú verde?

Pues este contenedor al que mucha gente echa todos los deshechos de cristal y vidrio del hogar, está destinado exclusivamente al vidrio, no lo olvides. Así como tampoco debes olvidarte de quitar todos los tapones de plástico y las chapas o los corchos de las botellas antes de tirar el vidrio.

Podremos desechar aquí:

  • Los frascos de cosméticos, perfumes o colonias.
  • Las botellas de cerveza, vino, licores, refrescos o zumos.
  • Los desodorantes roll-on o con pulverizador.
  • Los tarros de conserva, como el de la mermelada.

¿Qué va al contenedor gris o naranja?

Aunque pensemos que solo podemos desechar aquí elementos orgánicos, estamos equivocados y es que, aquí también se deben tirar algunos elementos de cristal no peligrosos como:

  • Las bombillas convencionales.
  • Los cristales procedentes de las vajillas: como las copas y lo vasos.
  • Los cristales planos rotos, como el de los espejos y las ventanas.

¿Sabías diferenciar entre el vidrio y el cristal? ¿Conocías las distintas formas de reciclaje?

Deja tú comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

Comentario *