Construcciones sostenibles con bambú

casas_ecologicas_bambuEn esta era de acero, granito y plástico en la que vivimos, nuestras casas cada vez más se acercan a lo artificial, dejando de lado las construcciones más antiguas que aprovechaban el espacio y la ubicación dándole un encanto rústico a los hogares.

Lo que quizás no sabemos, es que aún podemos acceder a tener una casa de materiales ecológicos y construirla con nuestras propias manos de forma fácil (también la podéis mandar a construir, que no todos somos unos manitas). Y el bambú es perfecto para ello.

Casas ecológicas de bambú

De hecho, en muchos lugares del planeta aún se recurren a este material centenario para construir casas ecológicas de bambú de forma habitual, como en ciertas partes de Asia y en Filipinas. Una fantástica opción para probar cómo son este tipo de construcciones es ubicar una pequeña cabaña de este material en un jardín privado o en alguna parcela de campo. Puede ser la casita donde jueguen tus hijos o tu refugio privado donde poder relajarte y concentrarte.

Algunas de las propiedades con las que cuenta el bambú, son:

  • La flexibilidad y la alta resistencia a la tensión provocan una alta resistencia a todo tipo de movimiento externo tales como los sismos. Además, al ser una material tan ligero, el peligro de dañar a los habitantes es escaso.
  • Aunque su durabilidad sea sensiblemente más baja que la de otros materiales de construcción, debido sobre todo a los ataques biológicos externos, su reconstrucción es muy rápida.
  • También el coste será mucho más bajo y la mano de obra será tradicional, incluso tú con un poco de paciencia y la información adecuada, podrás construir tu casita de bambú.
  • Las construcciones de bambú son ideales para las estaciones más cálidas del año, ya que sus paredes no son completamente herméticas y la ventilación cruzado permite tener siempre un ambiente agradable y libre de humedad.

Al apostar por las casas ecológicas de bambú, estarás apostando también por la sostenibilidad del planeta y dejando de lado la contaminación y los materiales no biodegradables.

Olvídate de los plásticos y el cemento y pásate a lo natural del bambú!

Deja tú comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

Comentario *