Conviértete en un viajero eco-responsable

viajero eco-responsableSi estás preparando un viaje y quieres que el planeta sufra lo mínimo, puede que debas plantearte seguir algunos de los mandamientos del viajero eco-responsable, empezando por llevar un equipaje ligero y viajar en medios de transporte bajos en carbono.

Con pequeños gestos, estarás contribuyendo a que el impacto ambiental de tu viaje se minimice y consigas realizar un viaje mucho más verde. Ser respetuoso con el entorno no tiene que significar necesariamente un sacrificio, así que no te pierdas estas recomendaciones y planifica tu viaje en modo eco.

Eco-consejos para viajeros

  1. Desplázate sin prisas. Es decir, a la hora de viajar, deberás elegir el medio de transporte menos contaminante, siempre que la logística te lo permita. Y es que, en general, los medios de locomoción que te transportan con mayor rapidez también contaminan más. ¿Y si en lugar de tomar el metro en esa nueva ciudad, cogéis una bici?
  2. Lleva un equipaje lo más ligero posible. A más peso transportemos, mayor será la huella de carbono que dejemos en el ambiente. Además, si vamos ligeros de equipaje podremos buscar medios de transporte más sostenibles, como la bici o el tren. También estaremos limitando nuestros deshechos de esta manera.
  3. Hospédate en modo verde. Esto no significa que tengas que irte de acampada necesariamente y de hecho, no tiene por qué ser la opción más segura o sostenible para el medio ambiente. Lo que importa es fijarnos bien al sitio al que vayamos a hospedarnos, priorizando por ejemplo, aquellos lugares que consideres más ecológicos, que apuesten por el reciclaje o por utilizar productos locales.
  4. Reutiliza los objetos que te lleves. Si te traes tu propia cantimplora, por ejemplo, estarás evitando el uso indiscriminado de botellines de agua. Cualquier envase que podamos reutilizar será todo un ahorro para nuestra economía y menos residuos para el planeta.
  5. Consume responsablemente. Está genial que la luz y el agua entren dentro del precio del hotel, pero no es necesario que derrochemos recursos a lo tonto. Lo mismo sucede con la comida y los célebres buffet libres. Se trata de algo que está en nuestra mano, un bonito gesto con el planeta.

¿Tienes algún truco de viajero eco-responsable?

Deja tú comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

Comentario *