La desertificación en España

desertificacionCuando hablamos de desertificación, estamos argumentando acerca del proceso de degradación ecológica en el que el suelo productivo y fértil acaba perdiendo parcial o totalmente el potencial de producción.

La desertificación sucede como resultado de la erosión del suelo y la falta de agua, además de la destrucción de su cubierta vegetal. En la mayoría de ocasiones es el ser humano el que incrementa y favorece este proceso a consecuencia de labores como el pastoreo excesivo, la deforestación y el cultivo.

¿Cuál es la situación en España?

Existen numerosas zonas de nuestra geografía que se encuentran muy afectadas por un proceso de desertización, de hecho, más de dos terceras partes de España pertenecen a las categorías de áreas subhúmedas secas, áridas y semiáridas.

Algunas de las causas y efectos más contundentes de este proceso según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), son:

  1. Suelos pobres con marcada tendencia a la erosión.
  2. Pérdidas de la cubierta forestal a causa de repetidos incendios de bosques.
  3. Clima semiárido en extensas zonas, extrema variabilidad de las lluvias, sequías estacionales y lluvias súbitas de gran intensidad.
  4. Ocasional explotación insostenible de los recursos hídricos subterráneos, salinización de acuíferos y contaminación química.
  5. Relieve desigual, con paisajes muy diversificados y laderas escarpadas.
  6. Crisis en la agricultura tradicional, con el consiguiente deterioro del suelo, el abandono de tierras y también de las estructuras de conservación del agua.
  7. Máxima concentración de la actividad económica en las zonas costeras como consecuencia de las actividades industriales, el crecimiento urbano, la agricultura de regadío y el turismo. Todos estos factores acaban por ejercer una intensa presión sobre los recursos naturales que existen en el litoral.

El país más desértico de Europa

Como hemos visto, en España nos encontramos con un problema de primera línea contra el cual se debe combatir, para atenuar así, los efectos de la desertificación y el impacto que tiene en nuestro medio ambiente.

Además, si quieres saber más sobre impactos en el ecosistema y en la salud, no te pierdas este post sobre cómo reducir la exposición a los contaminantes hormonales.

Deja tú comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

Comentario *