Las tradiciones que odian los defensores de los animales

matanza de animalesMuchos son los animalistas que se manifiestan cada año por abolir tradiciones en las que se ven envueltas matanzas de animales. Por desgracia, para muchos otros, estas tradiciones son consideras como fiestas que no se deben abolir y que deben disfrutarse año tras año.

Algunas de ellas, son tan polémicas como la tortura del famoso Toro de la Vega o la matanza de ballenas en Dinamarca, ambas totalmente legales y permitidas por las autoridades, ¿quieres saber más?

Caza de delfines en Japón

Los delfines son animales muy hermosos y sensitivos, pero en Taiji (Japón), lo tienen muy crudo para sobrevivir. Y es que, entre los meses de septiembre a abril, siempre ha sido tradición la caza de cetáceos en esta zona japonesa y miles de delfines son masacrados para venderlos para el consumo humano o revenderlos a los delfinarios y demás zoológicos.

El apedreamiento de Judas

En Robledo de Chavela, un pueblo de Madrid, se lleva a cabo una brutal tradición de Semana Santa cada año. Se tiene por costumbre colocar en medio de la plaza un muñeco hecho de cerámica representando a Judas. Luego se rodea con cántaros llenos de animales como palomas, gatos o ardillas.

El Toro de la Vega

En Tordesillas (Valladolid), cada segundo martes del mes de septiembre y desde el siglo XV, se suelta un toro que corre por la vega del Duero suelto. El problema llega cuando lo persiguen lanceros montados en caballos, que le lanzan saetas hasta su muerte. El ‘héroe de la fiesta’, acaba con la vida del toro dándole una última estocada.

El Grindadráp

Una vez al año, los daneses se reúnen en las playas de Bøur y Tórshavn (Islas Feroe) para realizar una matanza de cétaceos y delfines. Se trata de una práctica completamente legal según sus propias leyes, que defienden que cada animal cazado será el alimento de los lugareños.

Las corridas de gansos

En Carpio del Tajo, un pueblo de Toledo, hallamos una tradición ancestral en la que se cuelgan gansos a lo largo y ancho de la plaza principal, para que varios jóvenes de la localidad montados a caballo, intenten arrancarles la cabeza. Luego de quemar sus cabezas, el ganador reclamar un premio.

¿Qué opinas acerca de estas matanzas de animales? ¿Deberían ser abolidas?

Deja tú comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

Comentario *