Los peligros de los plaguicidas domésticos

Riesgos de los plaguicidas para nuestra saludCon la llegada del calor y el buen tiempo, empiezan a multiplicarse las posibilidades de encontrarnos en casa una plaga de hormigas, cucarachas o cualquier otro insecto casero que nos puede fastidiar muy fácilmente.

Entonces recurrimos a los productos químicos para combatirlos, como los plaguicidas que venden en las grandes superficies y que debemos aprender a manipular adecuadamente incluso evitar, en la medida de lo posible, su uso.

¿Qué son los plaguicidas?

El uso de plaguicidas domésticos es habitual en muchos hogares, pero tenemos que saber que se tratan de venenos que se utilizan para matar plagas de: hormigas, pulgas, polillas, cucarachas, moscas, piojos o pulgones. Son plagas que se reproducen en nuestros hogares, jardines o lugares de trabajo y que nos afectan tanto a las personas, como a nuestras mascotas.

Estos productos son muy fuertes y su función es eliminar la plaga, aunque un uso continuado y excesivo de estos, puede volver a estos animales resistentes a las sustancias tóxicas de los plaguicidas.

Riesgos de los plaguicidas para nuestra salud

Estos productos que se venden con la función de acabar con las plagas domésticas de insectos, pueden tener serias consecuencias sobre nuestra salud:

  • Pueden causar la intoxicación de personas y mascotas.
  • Los plaguicidas pueden entrar en nuestro cuerpo a través de la piel, al inhalarlos o al ingerirlos con los alimentos.
  • Y es que, muchas veces y por desconocimiento, se pueden almacenar estos productos tóxicos en el mismo lugar que los comestibles.
  • El envenenamiento por plaguicidas es difícil de diagnosticar y en el 90% de ocasiones, se presentan intoxicaciones menores con síntomas leves, como los mareos y los dolores de cabeza.
  • Algunos de los pesticidas de uso doméstico están clasificados como mutagénicos y cangerígenos.

Alternativas ecológicas

Existen algunas opciones más sanas para que demos de lado a estos productos químicos y evitemos los riesgos de los plaguicidas para nuestra salud y es que, la mayoría de situaciones de plaga se podrían haber abortado previamente si se hubiesen seguido estos consejos:

  • Las plagas suelen aparecer cuando los insectos tienen un lugar para reproducirse, esconderse y comer. Hay que evitar que dispongan de refugio y alimento.
  • Esto se puede hacer, controlando los restos de comida y con una limpieza adecuada.

Así que, ya sabes, mantener una higiene es fundamental para evitar las plagas.

Deja tú comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

Comentario *