¿Qué son los edificios pasivos?

edificio pasivoAnte este concepto, muchos se preguntaran a qué nos referimos con edificio pasivo, pues no dejes de leer, ya que se trata de un tipo de construcción que debería conocer todo el mundo por ser energéticamente eficiente hasta puntos insospechados.

El edificio pasivo (o Passivhaus), es un estándar de construcción internacional que tuvo su origen en el seno de numerosas investigaciones y gracias a la financiación del estado alemán a finales de los años 80.

El primer edificio que cumple las características de Passivhaus, se construyó en Damstardt (Alemania), en el año 1990. Posteriormente, en septiembre de 1996 se fundaría, en esta misma ciudad alemana, el Passivahus-Institut, con el fin de controlar y promocionar el modelo estándar de casa pasiva.

Un edificio energéticamente eficiente

Los edificios pasivos son, idealmente, construcciones energéticamente eficientes. Esto quiere decir que se utilizan de forma muy eficiente todos los recursos disponibles, permitiendo reducir hasta en un 90% el consumo de la energía que se utiliza, sobre todo, en aire acondicionado y calefacción.

Si hablásemos en términos de combustible para la calefacción, los edificios pasivos utilizan menos de litro y medio, por metro cuadrado de espacio y por año. Esto sucede debido a que se utilizan las fuentes de energía existentes en el interior del propio edificio, tales como el calor solar que incide sobre el mismo o el calor corporal de los propios residentes.

Estas últimas, son consideradas como medidas pasivas (de ahí la nomenclatura), lo mismo que si utilizan el aislamiento, la energía del sol y del viento, la eliminación de puentes térmicos y la recuperación efectiva del calor.

Acceder a un confort sostenible

Aunque quizás resulte complicado edificar este tipo de construcciones en cualquier lugar, no es imposible aprovechar cada clima y sus diferentes cualidades, para poder acceder a un confort eficiente y completamente sostenible.

El acondicionamiento natural puede conseguirse si se definen las condiciones climáticas de cada lugar, es decir, se deben definir los niveles de humedad, la dirección de los vientos y su velocidad, al igual que el soleamiento del emplazamiento y las temperaturas medias.

¿Conocías el concepto de edificio pasivo?

Deja tú comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios

Comentario *